Historia

El diodo emisor de luz (LED) es un dispositivo electrónico (semiconductor) que convierte energía eléctrica en luz, tal cual lo hacen también las lámparas incandescentes o fluorescentes pero con varias e importantes ventajas.

La iluminación con LEDs nace hacia finales de la década del 60 pero solamente se utilizaba para la señalización en equipos electrónicos. Recién en esta última década comienza a ser utilizada como una opción para aplicaciones residenciales o industriales en lo que respecta a la iluminación espacial o general.

En su momento, fabricar un LED que emitiera luz blanca fue posible mediante la combinación de tres LEDs dentro de un mismo encapsulado. Cada uno de estos LEDs se correspondía con los colores primarios usados en electrónica (rojo, verde, azul o RGB, por sus siglas en inglés), los cuales mediante un estricto control del punto de funcionamiento de cada LED permiten obtener luz blanca.

Fue recién en 1993 cuando se creo un semiconductor de indio/galio recubierto con fósforo el cual era por sí mismo capaz de generar luz blanca. De esa manera fue posible reducir los costos para la misma cantidad de energía lumínica generada permitiendo ampliar los campos de aplicación de esta tecnología.

 

Tecnología y campos de aplicación

El diodo LED más simple es un dispositivo de unos pocos milímetros de diámetro el cual consume una potencia eléctrica del orden de los 30 miliwatts (0,030 Watt), permitiendo ser agrupado para su utilización en aplicaciones de mayor intensidad lumínica.

El avance tecnológico ocurrido principalmente en los últimos años ha permitido fabricar LEDs de mayor potencia en encapsulados de reducidas dimensiones y así cambiar el concepto de ingeniería de los artefactos y equipos de iluminación.

Buacar Lighting basa todos sus diseños utilizando este tipo de tecnología con LEDs de 1 Watt, 3 Watts y hasta 100 Watts para la totalidad de su línea de productos.

Las luminarias LED requieren para funcionar un “DRIVER” el cual puede considerarse como análogo al balasto de las lámparas fluorescentes. Este driver puede estar incluido dentro del cuerpo de la propia luminaria como externamente, para alimentar a varias luminarias simultáneamente.

La eficiencia lumínica típica para dispositivos LED está superando los 100 lumen por Watt (LPW) aunque en pruebas de laboratorio ya se han sobrepasado valores de más de 140 LPW. Mientras que las lámparas incandescentes rondan los 15 LPW, los equipos fluorescentes están cerca de los 60 LPW y las lámparas más eficientes como las de mercurio halogenado rondan los 110-120 LPW.

La iluminación LED es mucho mejor que la tecnología incandescente o fluorescente para direccionar la luz generada en un sentido, esta cualidad hace que los diseños de luminarias sean diferentes a los tradicionales y generen soluciones innovadoras.

Iluminadores lineales pueden utilizare en soluciones arquitectónicas tanto para amoblamientos como iluminación de pasillos, escaleras, indirecta de cielorrasos, ornamental de frentes y fachadas, etc.

Además los iluminadores LEDs tienen la ventaja de poder operar a temperaturas tan bajas como los -40 ºC, ser inmunes a vibraciones y golpes y carecer de emisiones infrarrojas o ultravioletas.

Por eso, la tecnología nos propone al LED como la próxima generación en materia de iluminación.

 

Por que elegir iluminación LED?

Los LEDs son dispositivos electrónicos de estado sólido y ofrecen dentro del campo de la iluminación el sistema más eficiente en lo que a ahorro de energía se refiere.

El promedio de vida útil de un LED es 5 veces mayor al de una lámpara fluorescente y 20 a 30 veces mayor al de una lámpara incandescente.

Las luminarias construidas con tecnología LED tienen menor costo de mantenimiento, generan menos calor y los costos de instalación se reducen ante la necesidad de cables de menor sección o componentes eléctricos asociados de una mayor potencia.

Las luminarias LED son resistentes a golpes, vibraciones y se puede asegurar fácilmente su hermeticidad ante líquidos o partículas sólidas.

Los LEDs físicamente son más chicos y compactos, además de ser capaces de generar más luz por unidad de superficie, que cualquier otro tipo de fuente luminosa.

La tecnología LED genera menos calor y está libre de radiaciones ultravioleta e infrarrojas.

Los LEDs no son sensibles a temperaturas extremas como sí lo son los artefactos fluorescentes, ya que pueden trabajar sin inconvenientes desde los -40 ºC a +70 ºC.

Los LEDs pueden controlarse de tal manera que permiten conseguir efectos únicos, como por ejemplo poder variar su intensidad de 0 al 100%.

Así como ciertas lámparas, los LEDs pueden tener diferentes tonos de luz blanca, desde blancos muy cálidos (3000 ºK) a blancos extremadamente fríos (7000 ºK) o ser capaces de generar más de 16 millones de colores.

isologonegativo1
ledcostado

Buacar Din SRL UNA EMPRESA ARGENTINA ®2013 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

lagotranquilo
recepcionista001
Ecologia
Ecologia

desarrollado por

Productos
Productos
productos
La Empresa
Calidad / Misión / Visión
Información técnica
Inicio
Inicio
La Empresa
Calidad / Misión / Visión
Información técnica
Contáctenos

Español

English

Tecnología en iluminación